No pudo tener mejor epílogo el III Certamen de Rejoneo de Canal Sur Televisión, con la Puerta Grande del Coliseo ‘Ciudad de Atarfe’ abierta de par en par para rendir tributo a Miguel Ángel Martín, el joven caballero de Ciudad Real que se había hecho acreedor al ‘Rejón de Oro’ por dos actuaciones vibrantes y de incuestionable mérito.

También, aunque de forma simbólica, se abrió la Puerta Grande para el propio certamen, que ha sumado un éxito más a su corto pero brillante palmarés, no sólo por la extraordinaria respuesta de los aficionados, que ayer cubrieron en su totalidad las más de 5.500 localidades del Coliseo, sino igualmente por la calidad e interés de los festejos, con jóvenes promesas del rejoneo que han puesto alto el listón y con grupos de forcados que han vuelto a entusiasmar al respetable por su enorme valor y la espectacularidad de sus pegas.

El rejoneador manchego Miguel Ángel Martín se proclamó triunfador del certamen tras sumar en la final un total de 57 puntos y tres orejas, que pusieron en sus manos la salida a hombros en solitario, el ‘Rejón de Oro’ de Canal Sur y una potra donada por el rejoneador Joao Moura. Como ocurriera en su primera actuación, en el segundo de los festejos clasificatorios del ciclo, el de Ciudad Real volvió a tener la suerte de cara, arropado siempre por el cariño del respetable y por una legión de seguidores, y favorecido nuevamente por el lote más propicio de la tarde. Para mayor casualidad, con premio de vuelta al ruedo para uno de sus novillos, concretamente el que cerró plaza, que tuvo acometividad y nobleza.

Pero azares del destino aparte, Miguel Ángel Martín volvió a dar rienda suelta a su toreo valiente y carismático para trabajarse el triunfo y convencer al éxigente jurado -integrado por Lola Enríquez, Ramón Olmo, Manuel Carvajal y José Gómez- que también ha estado a la altura del certamen por su rigor y conocimiento.

En segundo puesto, con 48 puntos, quedó el madrileño Mariano Rojo, cuyas buenas cualidades permiten augurarle un prometedor futuro. No le ayudaron demasiado sus novillos, como le ocurriera en su primer día -siguiendo con lo del destino caprichoso- pero se justificó mejor con el primero de ellos en una labor muy pura y esforzada, pero mal rematada con el rejón de muerte.

El vallisoletano Sergio Vegas, tercer clasificado con 42 puntos, se decantó por la línea tremendista para ganarse pronto el éxito. Estuvo acelerado y no dudó en comprometer en muchas ocasiones a sus caballos. Mejor con su primero, ya que en el cuarto tiró más de la puesta en escena.

Los otros triunfadores del certamen, los Forcados Amadores de Arruda dos Vinhos, redondearon su paso por el ciclo atarfeño con otras tres pegas de alto voltaje y exposición.

Fonte: http://www.ideal.es/granada/20090202/cultura/otro-certamen-para-enmarcar-20090202.html

Anúncios